Tipos impositivos de la seguridad social en Europa 2024

Tipos impositivos de la seguridad social en Europa 2024

Los impuestos sociales en Europa suelen incluir cotizaciones a pensiones, seguros de enfermedad, seguros de desempleo y otros programas sociales. La cuantía de estos impuestos, así como la proporción de reparto entre empleado y empleador, varía considerablemente de un país a otro.

Tendencias generales

  • División empleado-empleador: En la mayoría de los países europeos, las cotizaciones sociales se reparten entre el trabajador y el empresario. La parte pagada por el empresario suele ser mayor que la del trabajador.
  • Participación del empresario en las cotizaciones sociales.
  • Porcentaje del salario: Las cotizaciones sociales como porcentaje de los salarios también varían. En algunos países, el importe total de las cotizaciones sociales puede alcanzar el 30-40% del salario bruto, mientras que en otros puede ser inferior.
  • Porcentaje del salario: las cotizaciones sociales como porcentaje del salario también varían.

Ejemplos de algunos países

  • Alemania: En Alemania, las cotizaciones sociales incluyen el seguro de enfermedad, el seguro de pensiones, el seguro de desempleo y el seguro de dependencia. Estas cotizaciones se reparten aproximadamente a partes iguales entre el trabajador y el empresario.
  • Alemania.
  • Francia: En Francia, el nivel global de las cotizaciones sociales es más elevado que en la mayoría de los demás países europeos, y una parte importante corre a cargo del empresario.
  • Francia.
  • Reino Unido: En lugar del sistema tradicional de fiscalidad social, el Reino Unido utiliza la Seguridad Social, en la que las cotizaciones también se reparten entre el trabajador y el empresario.
  • Estados Unidos.
  • España: En España, las cotizaciones sociales incluyen el seguro de desempleo, el seguro de pensiones y el seguro de enfermedad. El empresario aporta la mayor parte de las cotizaciones.
  • Seguridad social.

A continuación, los abogados, auditores y asesores fiscales de Regulated United Europe quieren echar un vistazo detallado al tipo de gravamen social de cada país europeo, así como a las particularidades de sus pagos.
Impuestos sociales en Albania

La fiscalidad social en Albania 2024

En 2024, la tasa de seguridad social en Albania se mantiene en el 24,5%. Esta tasa se reparte entre empresas y asalariados: las empresas pagan el 15% y los asalariados el 9,5%. Estos datos indican la estabilidad del sistema de seguridad social en Albania en estos momentos.
Impuesto social en Letonia

El impuesto social en Letonia 2024

En Letonia en 2024, el sistema de fiscalidad social incluye los impuestos pagados tanto por los empresarios como por los trabajadores. El tipo total de los pagos sociales es del 35,09%. De esta cantidad, el 24,09% corre a cargo del empresario y el 11% a cargo del trabajador. Esto significa que la mayor parte de las cotizaciones sociales corren a cargo del empleador, pero el empleado también realiza una contribución significativa.

También cabe señalar que las cotizaciones sociales se retienen de una parte determinada de los salarios. Por ejemplo, para los ciudadanos que trabajan por cuenta propia, el tipo impositivo es del 31,13% del salario mínimo, mientras que para los que realizan pagos de forma voluntaria, el tipo es del 24,54%.

Estos datos presentan una imagen general de la fiscalidad social en Letonia para 2024. No obstante, para obtener información más precisa, especialmente al considerar casos individuales o cambios en la legislación, se recomienda consultar fuentes oficiales o consultar a profesionales letones del derecho fiscal.
Impuestos sociales en Andorra

Fiscalidad social en Andorra 2024

Según la información para 2024, el sistema fiscal de Andorra está orientado a mantener bajos los tipos impositivos, lo que lo hace atractivo para la inversión y los negocios. El país cuenta con los siguientes tipos principales de impuestos:

  1. El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) tiene un tipo máximo del 10%. Los primeros 24.000 euros de ingresos están exentos de tributación, los siguientes 16.000 euros tributan al 5% y por encima de 40.000 euros se aplica un tipo del 10%. Se trata de uno de los impuestos sobre la renta más bajos de Europa.
  2. El impuesto de sociedades (IC) es del 10% de los beneficios. A las nuevas empresas que facturen menos de 100.000 euros en los tres primeros años se les aplica un tipo del 5% de los primeros 50.000 euros.
  3. El impuesto general indirecto (IGI), el análogo del IVA, en Andorra es del 4,5%. También existen tipos reducidos del 1% y un tipo ultrabajo del 0%, así como un tipo especial del 9,5% para los servicios bancarios y financieros.
  4. El IVA es el impuesto más alto de Andorra.

Además de estos impuestos, Andorra tiene otros más específicos, como el impuesto de transmisiones patrimoniales y los impuestos municipales.

En cuanto a las cotizaciones sociales, no se ha encontrado información específica sobre los tipos y la distribución entre empleado y empleador en 2024. No obstante, basándose en la política fiscal general del país, cabe suponer que los tipos de las cotizaciones sociales también son bajos en comparación con otros países europeos.
Impuesto social en Liechtenstein

El impuesto social en Liechtenstein 2024

El sistema fiscal de Liechtenstein en 2024 se caracteriza por tipos relativamente bajos y facilidad de administración. Entre las características fiscales específicas de Liechtenstein figuran un impuesto de sociedades, que asciende al 12,5% de los ingresos empresariales, y un impuesto mínimo de 1.200 francos suizos. Esto se aplica tanto a las empresas activas en Liechtenstein como a las empresas registradas sin actividad empresarial. El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en Liechtenstein es del 7,7%, que es el tipo normal, con algunas excepciones para determinados bienes y servicios a los que se aplican tipos reducidos.

La fiscalidad de las personas físicas en Liechtenstein también tiene sus peculiaridades. El impuesto sobre la renta de las personas físicas se fija a nivel estatal y local, y el tipo puede variar en función del lugar de residencia del contribuyente. El tipo general del impuesto sobre la renta puede oscilar entre el 2,5% y el 22,4%. Liechtenstein también tiene un régimen fiscal preferente para los residentes extranjeros que no pueden trabajar en el país y deben cumplir ciertos requisitos.
Impuestos sociales en Lituania

El impuesto social en Lituania 2024

En la Lituania de 2024, la fiscalidad social se caracteriza por los siguientes rasgos:

  1. Tipos impositivos para las personas físicas: El impuesto sobre la renta de las personas físicas varía en función de la fuente de ingresos. El tipo impositivo para los asalariados es del 15% del salario. Además, existe una tasa del 9% sobre el seguro de enfermedad, de la que el 6% corre a cargo del empleado y el 3% a cargo del empleador. Las cotizaciones sociales obligatorias, incluidas las pensiones y el seguro de desempleo, ascienden al 30% del salario, del cual el 4% lo paga el empleado y el resto el empresario. Los trabajadores autónomos pagan cotizaciones sociales a un tipo de entre el 5% y el 15%, en función de los beneficios obtenidos.
  2. Los trabajadores autónomos pagan cotizaciones sociales a un tipo de entre el 5% y el 15%, en función de los beneficios obtenidos.
  3. Objeto mínimo de las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social: En 2024, el importe mínimo por el que un empresario debe pagar el impuesto mínimo para los trabajadores por cuenta ajena a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (VID) asciende a 1.860 euros por trimestre.
  4. Contribución mínima obligatoria a la Seguridad Social.

Impuestos sociales en Austria

El impuesto social en Austria 2024

En Austria, en 2024, las cotizaciones sociales se reparten entre el trabajador y el empresario de la siguiente manera: El 18,12% lo aporta el trabajador y el 21,23% el empresario. Estas cotizaciones cubren la asistencia sanitaria, el desempleo, las pensiones y el seguro de accidentes. Por ejemplo, el 7,65% se destina a la asistencia sanitaria (3,87% a cargo del asalariado y 3,78% a cargo del empresario), el 6% al desempleo (a partes iguales entre el asalariado y el empresario), el 22,8% a las pensiones (10,25% a cargo del asalariado y 12,55% a cargo del empresario) y el 1,2% al seguro de accidentes (todo a cargo del empresario).
Fiscalidad social en Luxemburgo

Impuestos sociales en Luxemburgo 2024

En Luxemburgo, en 2024, las cotizaciones sociales se reparten entre el trabajador y el empresario. Los trabajadores por cuenta ajena de las empresas están obligados a realizar cotizaciones sociales al presupuesto, que suelen ser retenidas directamente por el empresario. Al fondo de pensiones se le asigna el 8% del salario y al fondo de prestaciones por enfermedad el 3,05%. Los tipos de interés exactos y los detalles adicionales dependen de las condiciones específicas del contrato de trabajo y pueden variar. Para obtener información más precisa sobre las cotizaciones sociales en Luxemburgo, se aconseja consultar las fuentes oficiales o a especialistas en el ámbito del derecho fiscal del país.
Impuestos sociales en Malta

Impuestos sociales en Malta 2024

En 2024, en Malta, tanto los empresarios como los trabajadores debían pagar una cotización social del 10% del salario del empleado. Sin embargo, para los salarios superiores a 27.679 euros anuales, la cotización fija era de 53,23 euros semanales si el empleado había nacido después del 1 de enero de 1962. Para los autónomos, el tipo de la cotización social era del 15% de los ingresos netos anuales obtenidos el año anterior, con una cotización máxima de 79,84 euros para los nacidos después del 1 de enero de 1962.
Fiscalidad social en Bélgica

Impuestos sociales en Bélgica 2024

En la Bélgica de 2024, el sistema de seguridad social sigue siendo complejo y con múltiples niveles, incluyendo una variedad de cotizaciones y prestaciones que se regulan tanto a nivel nacional como local. Las cotizaciones sociales en Bélgica cubren una amplia gama de garantías sociales, incluidas las pensiones, el seguro de enfermedad, las prestaciones por desempleo y otras formas de apoyo social.

La cuantía del impuesto sobre la renta de las personas físicas en Bélgica en 2024 varía en función de los ingresos. Por ejemplo, para ingresos de hasta 15.200 euros el tipo es del 25% y para ingresos superiores a 46.440 euros el tipo es del 50%. Estos tipos se aplican a la renta imponible, que se calcula una vez deducidas las cotizaciones sociales, las asignaciones personales y los gastos profesionales.

Para percibir prestaciones de la Seguridad Social en Bélgica, debe inscribirse en uno de los organismos especializados o en el seguro de enfermedad belga. Estos organismos actúan como agencias de recaudación de las cajas nacionales de seguridad social.

Bélgica tiene acuerdos recíprocos de seguridad social con muchos países, lo que permite a los extranjeros que trabajan en Bélgica solicitar muchas de las mismas prestaciones que los ciudadanos belgas, siempre que se cumplan determinados requisitos, como la inscripción en el municipio local o la obtención del visado correspondiente.
Impuestos sociales en Montenegro

El impuesto social en Montenegro 2024

En 2024, Montenegro siguió adaptando su sistema fiscal a las normas europeas, lo que es importante para las aspiraciones de adhesión del país a la Unión Europea. La reforma fiscal, que comenzó a principios de 2022, introdujo cambios tanto para las personas físicas como para las jurídicas, haciendo el sistema más atractivo para los inversores nacionales y extranjeros.

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

  • Montenegro ha adoptado un tipo progresivo del impuesto sobre la renta de las personas físicas, uno de los más bajos de Europa, que oscila entre el 9% y el 15%.
  • La introducción de una base no imponible de 700 euros, una de las más altas de Europa, permite que los ingresos inferiores a esta cantidad estén exentos de impuestos, lo que reduce las deducciones fiscales de los ciudadanos en aproximadamente 1,5 veces.

Cancelación de las cotizaciones obligatorias al seguro de enfermedad

  • En el marco de la reforma, también se decidió suprimir las cotizaciones obligatorias al seguro de enfermedad, lo que reduce considerablemente la carga financiera de las personas físicas y jurídicas, al tiempo que aumenta la disponibilidad de servicios médicos.

Estos cambios han hecho a Montenegro más atractivo para las empresas y la inversión, contribuyendo al crecimiento económico y a la mejora del clima inversor. El país se esfuerza por cumplir las normas internacionales y crear un entorno favorable a la iniciativa empresarial, al tiempo que mantiene su sistema fiscal justo y transparente, con tipos impositivos bajos.
Impuestos sociales en Bulgaria

El impuesto social en Bulgaria 2024

En 2024, el sistema fiscal búlgaro para las personas físicas mantiene un tipo estable del impuesto sobre la renta del 10% de la base imponible. Se trata de uno de los tipos del impuesto sobre la renta más bajos de Europa, lo que hace que el sistema fiscal búlgaro resulte atractivo tanto para los empleados como para los inversores locales y extranjeros.

Bulgaria cuenta con un proceso de declaración de la renta anual que permite a los contribuyentes ajustar el importe de los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social en función de sus ingresos del año anterior. Esto incluye la posibilidad de tener en cuenta los gastos legalmente reconocidos que pueden deducirse de los ingresos totales, reduciendo así la base imponible y, en consecuencia, el importe del impuesto a pagar. Los gastos legalmente reconocidos para algunas categorías de actividades pueden alcanzar el 25% o el 40% de los ingresos, con lo que se pagan menos impuestos.

La tasa de seguridad social en Bulgaria para 2024 es del 33,4%, una cotización obligatoria que cubre diversos tipos de seguridad social, como las pensiones, el seguro de enfermedad y el seguro de desempleo. Estas cotizaciones se reparten entre el trabajador y el empresario, proporcionando protección social a la población.

En Bulgaria, las declaraciones fiscales se presentan entre el 10 de enero y el 30 de abril de cada año por el ejercicio anterior. Los contribuyentes tienen la opción de presentar declaraciones tanto electrónicas como en papel a través de los canales oficiales de la Agencia Tributaria Nacional. La ventaja de la presentación electrónica es el acceso a un formulario de declaración precumplimentado, que simplifica el proceso de declaración.
Impuestos sociales en Holanda

Impuestos sociales en Holanda 2024

En 2024 entran en vigor en Holanda cambios en la legislación fiscal que afectan tanto a empleados como a empresarios. Una actualización notable es el aumento del salario mínimo a 1.934,40 euros al mes para los trabajadores mayores de 21 años. Este cambio es significativo para la economía y el sistema fiscal del país, ya que refleja los esfuerzos del gobierno por mejorar el bienestar financiero de los empleados.

El tipo del impuesto sobre la renta para los ingresos de hasta 73.031 EUR anuales se redujo ligeramente al 36,93% desde el 37,07% de 2022. Además, se ha incrementado la bonificación fiscal (arbeidskorting) a la que tienen derecho todos los trabajadores (asalariados y empresarios). Esta bonificación fiscal reduce el porcentaje del impuesto sobre la renta, aumentando de hecho la cantidad “en mano”. En concreto, para los asalariados cuyos ingresos anuales no superen los 115.301 euros, se prevé que la bonificación fiscal aumente en unos 500 euros.

Otro cambio positivo es el aumento de la compensación no imponible por gastos de desplazamiento, que ahora se fija en 0,21 euros por kilómetro, frente a los 0,19 euros anteriores. Estos ajustes tienen por objeto aumentar gradualmente los salarios de la mayoría de los trabajadores.

Sin embargo, también hay que señalar que la edad de jubilación se ha elevado ligeramente hasta los 66 años y 10 meses a partir del 1 de enero de 2024. Este cambio forma parte de un esfuerzo más amplio por adaptar el sistema de pensiones a los cambios demográficos.
Impuestos sociales en Croacia

Impuestos sociales en Croacia 2024

En 2024, Croacia adoptó una serie de cambios fiscales destinados a simplificar y aliviar la carga fiscal de los contribuyentes, estimular el empleo y el espíritu empresarial y aumentar la justicia social y la solidaridad. Estos cambios entrarán en vigor el 1 de enero de 2024. Las principales modificaciones se refieren a la supresión del impuesto municipal sobre todo tipo de rentas, que antes oscilaba entre el 0% y el 18% según el municipio, y a cambios en los tipos del impuesto sobre la renta. Las innovaciones también incluyen un aumento del subsidio personal básico y del umbral para la aplicación del tipo incrementado del impuesto sobre la renta, así como una reducción de la base para el primer tramo del seguro de pensiones a determinados salarios brutos. Las personas con salarios brutos hasta un determinado nivel recibirán importantes desgravaciones fiscales.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas en Croacia en 2022 era del 30%. El tipo de la seguridad social en 2024 era del 36,5%. Estos tipos reflejan la tendencia general hacia una menor presión fiscal y mayores prestaciones sociales para mejorar las condiciones de trabajo y de vida en el país
Impuestos sociales en Noruega

Impuestos sociales en Noruega 2024

En 2024, el tipo del impuesto sobre la renta de las personas físicas de Noruega se fijó en el 38,2%. Además, el tipo de la seguridad social en 2022 se fijó en el 22,1%. Estos tipos reflejan la estructura fiscal general del país, destinada a proporcionar protección social y financiar los servicios públicos.
Impuesto social en Chipre

Impuestos sociales en Chipre 2024

En el Chipre de 2024, los seguros sociales, las cotizaciones sanitarias (GESY) y el impuesto sobre la renta desempeñan un papel fundamental en la fiscalidad de las nóminas, tanto de los asalariados como de los empresarios.

Distribución del impuesto social entre el trabajador y el empresario

  1. Seguros sociales: La cotización del trabajador a la Seguridad Social es del 8,3% de su salario. Si el salario base supera los 5.005 euros, la cotización se fija en 415,42 euros.
  2. Seguros sociales.
  3. GESY (sistema de asistencia sanitaria): La cotización al sistema GESY es del 2,65% del salario base del trabajador.
  4. Impuesto sobre la renta: Se recauda en una escala progresiva a partir de los ingresos superiores a 19.500 euros. Por ejemplo, se aplica un tipo del 20% a partir de los ingresos entre 19.501 y 28.000 euros, y luego en una escala ascendente.
  5. Impuesto sobre la renta.

Porcentaje del impuesto social sobre los salarios pagados

Tomemos el ejemplo del salario mínimo posible para empleados de terceros países, que es de 2.500 euros al mes (o 30.000 euros al año):

  • Seguro social: 207,5 euros al mes,
  • GESY: 66,25 euros al mes,
  • Impuesto sobre la renta: Calculado a partir de la base imponible una vez deducidas las cotizaciones a la Seguridad Social y el GESY, por un total de 120,25 euros al mes.
  • Impuesto sobre la renta.

Así pues, el salario neto del trabajador es de 2.160 euros.

Por parte del empresario, los costes totales para el trabajador incluyen las cotizaciones al Fondo de la Seguridad Social (207,5 euros), al Fondo de Desempleo (30 euros), al Fondo de Aprendizaje (12,5 euros), al Fondo de Cohesión Social (50 euros) y al GESY (72,5 euros), lo que suma un total de 2.872,5 euros.

Beneficios para los trabajadores extranjeros

Chipre ofrece ventajas a los empleados que eran residentes extranjeros antes de empezar a trabajar en la isla, incluidas deducciones fiscales del 50% y el 20% en determinadas condiciones.

Este sistema hace de Chipre un lugar atractivo para trabajar y vivir, especialmente dadas las oportunidades de optimización fiscal y la disponibilidad de diversos incentivos para las personas físicas y jurídicas residentes.
Impuestos sociales en Polonia

Impuestos sociales en Polonia 2024

En 2024, el sistema fiscal polaco prevé varias categorías de impuestos para las personas físicas y jurídicas, incluidas las cotizaciones sociales y el impuesto sobre la renta.

Contribuciones sociales

En Polonia, las cotizaciones sociales se reparten entre el trabajador y el empresario. Los trabajadores están obligados a cotizar el 8,3 % de su salario al Fondo de la Seguridad Social. Además, los empleados contribuyen con el 2,65% de su salario base al sistema de asistencia sanitaria GESY.

Impuesto sobre la renta

En Polonia, el impuesto sobre la renta se calcula de forma progresiva:

  • Las rentas de hasta 19.500 euros no tributan,
  • Los ingresos comprendidos entre 19.501 y 28.000 euros tributan a un tipo del 20%,
  • Los ingresos comprendidos entre 28.001 y 36.300 euros tributan a un tipo del 25%,
  • Los ingresos comprendidos entre 36.301 y 60.000 euros tributan a un tipo del 30%,
  • Los ingresos superiores a 60.000 euros tributan a un tipo del 35%.

Para determinar la base imponible, hay que descontar del salario base deducciones como las cotizaciones a la Seguridad Social y al GESY. Por ejemplo, si el salario base es de 2.500 euros al mes, tras deducir la seguridad social y el GESY, el salario neto del empleado será de aproximadamente 2.160 euros.

Impuestos para empresarios

Los empresarios también están obligados a pagar cotizaciones sociales en nombre de sus empleados, incluidas las contribuciones al Fondo de la Seguridad Social (8,3%), el Fondo de Desempleo (1,2%), el Fondo de Formación Industrial (0,5%), el Fondo de Cohesión Social (2,0%) y el sistema sanitario GESY (2,9%).

Beneficios fiscales

Polonia ofrece diversos incentivos fiscales y subvenciones a inversores y empresarios, como tipos impositivos reducidos para pequeñas y medianas empresas y zonas económicas especiales con condiciones fiscales favorables.
Impuestos sociales en la República Checa

Impuestos sociales en la República Checa 2024

En 2024, el sistema fiscal checo prevé diversos impuestos y cotizaciones sociales para empresas y trabajadores. Los principales impuestos para las empresas son el impuesto sobre la renta, el IVA, las cotizaciones a la Seguridad Social, el impuesto sobre bienes inmuebles y el impuesto de circulación. El impuesto sobre los beneficios para las empresas es del 19%. El IVA tiene tipos del 15-21%, según el tipo de bienes y servicios. El impuesto sobre la nómina incluye las pensiones y las cotizaciones sociales (31,5%), el seguro de enfermedad (13,5%) y el impuesto sobre la renta (15%), que juntos representan alrededor del 60% del total de impuestos a pagar si una empresa tiene empleados.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas en la República Checa en 2022 fue del 23%. El tipo de la seguridad social para 2024 se mantuvo en el 44,8%. Estos datos indican la importancia de la planificación fiscal tanto para los empresarios como para los empleados en la República Checa.

Existen diversos incentivos fiscales y convenios de doble imposición que pueden tener un impacto significativo en la carga fiscal global de las empresas y los empresarios individuales. La República Checa ha firmado más de 80 acuerdos de este tipo, lo que subraya su compromiso de crear un clima fiscal favorable para las empresas locales y extranjeras.
Fiscalidad social en Portugal

La fiscalidad social en Portugal 2024

En el Portugal de 2024, el sistema fiscal para particulares y empresas sigue siendo diverso, incluyendo el impuesto sobre la renta, las cotizaciones sociales y diversos impuestos y gravámenes locales. Los principales tipos del impuesto sobre la renta para las empresas son el 21% sobre los beneficios y el 28% sobre los dividendos. Para los asalariados, la carga fiscal total consiste en el impuesto sobre la renta, con una escala progresiva que va del 0 al 48%, y las cotizaciones sociales, que ascienden al 34,75% (11% para el asalariado y 23,75% para el empresario).

Es importante tener en cuenta que Portugal tiene un sistema por el que el salario “en mano” del empleado se calcula después de deducir todos los impuestos y cotizaciones de la cantidad acordada. Esto significa que el salario declarado incluye los impuestos y las cotizaciones sociales que se deducirán para determinar el importe neto percibido por el empleado. Este sistema requiere una planificación y unos cálculos precisos por parte del empresario para garantizar que cumple las expectativas del empleado y los requisitos legales.

En general, el sistema fiscal portugués es complejo y comprende, además de los impuestos sobre la renta y las cotizaciones sociales, una serie de tasas y gravámenes locales, como el impuesto sobre el valor añadido (IVA), los impuestos medioambientales y las tasas turísticas municipales.
Impuestos sociales en Dinamarca

Impuestos sociales en Dinamarca 2024

En la Dinamarca de 2024, el sistema de seguridad social se financia principalmente mediante impuestos y no a través de cotizaciones sociales específicas. Los trabajadores y los empresarios cotizan al régimen de pensiones complementarias del mercado de trabajo (ATP), en el que los trabajadores pagan 1.135,8 DKK y los empresarios 2.271,6 DKK al año. Además, los empresarios cotizan al fondo de maternidad (aprox. 1 350 DKK), al seguro de accidentes de trabajo (aprox. 5 000 DKK) y a otros regímenes sociales públicos (aprox. 5 300 DKK).
Impuestos sociales en Rumanía

La fiscalidad social en Rumanía 2024

En Rumanía, en 2024, la cuantía del impuesto social y su distribución entre el trabajador y el empresario se determina del siguiente modo:

  • El impuesto social total es del 37,25 por ciento, del que los trabajadores son responsables del 35 por ciento (incluido el 10 por ciento para sanidad y el 25 por ciento para seguros sociales) y los empresarios son responsables del 2,25 por ciento para el seguro de accidentes de trabajo.
  • Los trabajadores son responsables del 2,25 por ciento para el seguro de accidentes de trabajo.
  • El impuesto de asistencia sanitaria se recauda a un tipo del 10% y es abonado íntegramente por el trabajador.
  • El impuesto de asistencia sanitaria se recauda a un tipo del 10% y es abonado íntegramente por el trabajador.
  • Las cotizaciones al seguro de pensiones ascienden al 25 % del salario, también a cargo del trabajador. El empresario no efectúa cotizaciones directas al seguro de pensiones.
  • El seguro de accidentes de trabajo cuesta a los empresarios el 2,25% de la nómina.
  • El seguro de accidentes de trabajo cuesta a los empresarios el 2,25% de la nómina.

Además, Rumanía tiene un impuesto sobre la renta fijo del 10% tanto para residentes como para no residentes, lo que convierte al sistema fiscal del país en uno de los más sencillos de Europa.

Esta estructura de impuestos sociales financia una amplia gama de programas sociales, como pensiones, asistencia sanitaria y ayudas al desempleo y los accidentes laborales.
Impuestos sociales en Estonia

Impuestos sociales en Estonia 2024

En Estonia, en 2024, la cuantía del impuesto social y su distribución entre el trabajador y el empresario se determina del siguiente modo:

  • El impuesto social es el 33% de la base imponible de los ingresos derivados de la actividad laboral y empresarial. Este impuesto se utiliza para financiar el seguro de pensiones y la asistencia sanitaria pública. Todos los impuestos sociales corren a cargo del empleador.
  • Impuesto social.
  • El pago mínimo mensual obligatorio de impuestos sociales en 2024 se ha fijado en 654 euros, lo que se traduce en un pago mínimo obligatorio de 215,82 euros al mes.
  • El pago mínimo mensual obligatorio de impuestos sociales en 2024 se ha fijado en 654 euros, lo que se traduce en un pago mínimo obligatorio de 215,82 euros al mes.
  • Los tipos de cotización por desempleo son del 1,6% para el trabajador y del 0,8% para el empresario, sin cambios respecto al año anterior.

Hay que pagar el impuesto social:

  • Por los empresarios en función de los ingresos pagados a los trabajadores;
  • Empresarios individuales en función de sus ingresos empresariales;
  • Por el Estado, los municipios o las ciudades en determinados casos.

Es importante señalar que el impuesto social en Estonia es un elemento obligatorio del sistema de seguridad social y está destinado a financiar los servicios de pensiones y de asistencia sanitaria para la población. Su cuantía y mecanismo de cálculo están definidos por la legislación e implican pagos obligatorios por parte de los empresarios para sus empleados, así como por parte de los empresarios individuales para sí mismos.
Impuestos sociales en Finlandia

Impuestos sociales en Finlandia 2024

En Finlandia, las cotizaciones a la Seguridad Social se reparten entre empresarios y trabajadores y cubren varios ámbitos, como el seguro de enfermedad, el seguro de pensiones y el seguro de desempleo. Estas cotizaciones son obligatorias y están destinadas a financiar el amplio sistema de seguridad social de Finlandia.

Cotizaciones empresariales a la Seguridad Social:

  • La cotización empresarial al seguro de enfermedad se fija en el 1,53% para 2024.
  • Contribuciones al seguro de pensiones de la empresa varían de una empresa a otra, pero el porcentaje medio es del 17,39 %. Esta cotización es una parte importante del sistema de pensiones finlandés, ya que garantiza la disponibilidad de prestaciones de jubilación para los trabajadores.
  • Seguro de pensiones patronal.
  • La cotización al seguro de desempleo para los empresarios tiene una escala gradual con un tipo del 0,52% de la remuneración total hasta 2.251.500 euros y del 2,06% por encima de esta cantidad. De este modo se ayuda a los trabajadores en caso de pérdida del empleo.
  • Seguro de desempleo para empresas.
  • El seguro obligatorio de accidentes de trabajo y el seguro de vida colectivo del grupo suponen un 0,57% y un 0,06% de la masa salarial, respectivamente, y cubren las prestaciones por accidentes de trabajo, enfermedad y seguro de vida.
  • Seguro obligatorio de accidentes de trabajo y Seguro de vida colectivo, respectivamente.

Cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta ajena:

  • Contribuciones al seguro de jubilación oscilan entre el 7,15 % para la mayoría de los empleados y el 8,65 % para los empleados de entre 53 y 62 años. Estas cotizaciones garantizan que los empleados acumulen derechos de pensión en el momento de jubilarse.
  • Seguro de jubilación.
  • La cuota del seguro de enfermedad es del 1,96 %, que se divide en dos partes: una cuota de asistencia sanitaria de 0,60 % y una cuota de subsidios diarios del 1,36 %. Los salarios inferiores a 15 703 EUR están exentos de la cotización por subsidios diarios, con el fin de proporcionar prestaciones por enfermedad.
  • La cotización al seguro de desempleo pagada por los trabajadores es del 1,50%, lo que les ayuda económicamente en caso de pérdida del empleo.

Las cotizaciones a la Seguridad Social en Finlandia proporcionan una sólida red de seguridad tanto para los trabajadores como para los empresarios, y cubren diversos aspectos de la Seguridad Social, como la sanidad, las pensiones y el desempleo.
Impuesto social en Macedonia

La fiscalidad social en Macedonia 2024

En Macedonia del Norte se introdujeron cambios en el sistema fiscal en 2024, suspendiendo temporalmente la aplicación de la escala progresiva de tributación de la renta personal. Durante tres años, desde el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2022, el impuesto sobre la renta del trabajo por cuenta ajena, el trabajo por cuenta propia, los derechos de autor, la renta de la venta de productos agrícolas propios, la renta de la propiedad industrial, el alquiler y el alquiler de regalo, el capital, el juego, los seguros y otras rentas se recaudará a un tipo del 10%.
Impuestos sociales en Serbia

El impuesto social en Serbia 2024

En Serbia en 2024, el sistema de fiscalidad social incluye cotizaciones a la seguridad social que se reparten entre trabajadores y empresarios. Estas cotizaciones cubren el seguro de pensiones e invalidez, el seguro de enfermedad y el seguro de desempleo.

Contribuciones de los empleados:

    • Las cotizaciones a la pensión y al seguro de invalidez ascienden al 14% del salario bruto.
    • Seguro de enfermedad – 5,15 %.
    • Seguro de desempleo – 0,75%. En total, los trabajadores deben pagar el 19,90% de su salario bruto en concepto de seguridad social.

Contribuciones del empresario:

  • Las cotizaciones a la pensión y al seguro de invalidez ascienden al 10% del salario bruto del empleado.
  • El seguro de enfermedad es del 5,15%. Esto significa que la carga total para el empresario es del 15,15% del salario bruto del empleado, sin contar prestaciones complementarias como la comida y los subsidios de vacaciones.

Impuesto sobre la renta de las personas físicas:

    • La tributación de los ingresos comienza con la aplicación de un tipo impositivo del 10% para los ingresos superiores a 21.712 RSD mensuales. No se aplica ningún impuesto a los ingresos hasta esta cantidad.

Así, la carga total de las cotizaciones sociales en Serbia en 2024 es del 35,55% del salario bruto de un empleado, similar a la de la mayoría de los países occidentales. Sin embargo, debido al menor nivel de los salarios en Serbia, los importes reales y máximos a pagar serán significativamente inferiores, lo que hace que el país resulte atractivo para la implantación de empresas.
Impuestos sociales en Francia

La fiscalidad social en Francia 2024

En la Francia de 2024, el sistema de fiscalidad social incluye las cotizaciones por enfermedad, maternidad, invalidez y defunción (13% o 7%), las cotizaciones de vejez (6,9% hasta un límite de 3.666 euros y 0,4% de los ingresos totales para los asalariados, 8,55% y 1,9% respectivamente para los empresarios), así como las cotizaciones para el seguro de accidentes de trabajo, las prestaciones familiares (5,25% o 3,45%) y las cotizaciones complementarias de jubilación. El impuesto social total para los asalariados asciende al 19,90% del salario bruto, mientras que la carga para los empresarios varía, incluyendo el 15,65% más prestaciones diversas.
Impuestos sociales en Eslovaquia

Impuestos sociales en Eslovaquia 2024

En Eslovaquia, en 2024, las cotizaciones sociales totales de los trabajadores por cuenta ajena ascienden al 9,4 % de la remuneración, con una cotización máxima limitada a 796,83 EUR al mes. Las cotizaciones al seguro de enfermedad de los trabajadores ascienden al 4% de la remuneración, sin límite de cuantía. Por parte de los empresarios, las cotizaciones sociales ascienden al 24,4 % de la remuneración, con una cotización máxima de 2.068,36 EUR al mes; además, abonan cotizaciones al seguro de accidentes de trabajo del 0,8 % del salario total de los asalariados, que son ilimitadas. Las cotizaciones patronales al seguro de enfermedad ascienden al 10 % de la remuneración, sin límite de cuantía.
Impuesto social en Georgia

Impuestos sociales en Georgia 2024

En 2024, el sistema tributario de Georgia continuó siguiendo los fundamentos establecidos por las reformas anteriores, centrándose en la simplificación y la facilidad para hacer negocios. Un aspecto importante de la política fiscal de Georgia es la exacción universal sobre las pensiones, que se introdujo el 1 de enero de 2019. La exacción sobre las pensiones oscila entre el 4 y el 6% de los ingresos de un individuo, incluido el 2% de los ingresos propios del individuo, el 2% de los fondos del empleador en el caso de los asalariados (o el 4% en el caso de los autónomos, teniendo estos el derecho a renunciar a la exacción), y entre el 0 y el 2% del presupuesto del Estado.

En cuanto a los impuestos de sociedades e individuales, el tipo del impuesto de sociedades es del 15%. Sin embargo, existen tipos especiales para determinadas categorías de empresas, por ejemplo, el 5% para las empresas con estatuto de Empresa Internacional y el 0% para las empresas con estatuto de entidad de Zona Virtual. El impuesto sobre la renta de las personas físicas en Georgia está fijado en el 20% con un tipo fijo. El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se mantiene en el 18% y los tipos de los impuestos especiales dependen de la categoría de los bienes.

El sistema fiscal de Georgia demuestra flexibilidad y adaptación a las condiciones económicas modernas, tratando de estimular el desarrollo empresarial y atraer inversiones. La exacción obligatoria sobre las pensiones subraya la importancia de la responsabilidad social tanto para los empresarios como para los trabajadores, al tiempo que garantiza el apoyo del Estado.
Impuesto social en Eslovenia

Impuestos sociales en Eslovenia 2024

En 2024, el impuesto social en Eslovenia se compone de las cotizaciones al seguro de pensiones e invalidez, al seguro obligatorio de enfermedad, al seguro de desempleo y al seguro de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. El importe de las cotizaciones se distribuye entre el trabajador y el empresario del siguiente modo:

  • Para el seguro de jubilación e invalidez: El 15,50% corre a cargo del trabajador y el 8,85% a cargo del empresario.
  • Para el seguro de enfermedad obligatorio: el 6,36% lo paga el trabajador y el 6,56% el empresario.
  • Para el seguro de enfermedad obligatorio: el 6,36% lo paga el trabajador y el 6,56% el empresario.
  • Para el seguro de desempleo: El 0,14% corre a cargo del trabajador y el 0,06% a cargo del empresario.
  • Para el seguro de desempleo.
  • Para el seguro de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales: El 0,53% sólo lo paga el empresario.
  • Para el seguro de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

En consecuencia, el importe total de las cotizaciones sociales asciende al 16,1% del salario pagado por el empresario y al 22,1% pagado por el trabajador.

Cabe señalar que el sistema de seguridad social en Eslovenia ofrece una amplia gama de protección social, incluidas las pensiones, el seguro de enfermedad, el seguro de desempleo y otros tipos de ayudas sociales. Estas cotizaciones son obligatorias y se retienen del salario de los trabajadores y son abonadas por los empresarios a los fondos estatales correspondientes.
Impuestos sociales en Alemania

Impuestos sociales en Alemania 2024

En Alemania, el sistema de seguridad social para 2024 incluye cotizaciones para el seguro de enfermedad, el seguro de accidentes, el seguro de pensiones y el seguro de desempleo, con determinadas tasas compartidas entre empresarios y trabajadores. He aquí un resumen basado en la información recibida:

Seguro de enfermedad

  • El tipo total de cotización es del 14,6 %, repartido a partes iguales entre el empleado y el empresario. Además, hay una cotización adicional específica de CT del 1,2 %, que también se reparte entre el empleado y el empresario, con lo que el tipo total de cotización al seguro de enfermedad es de aproximadamente el 15,8 %.

Seguro de accidentes

  • La tasa del seguro de accidentes es del 3,4 %, con una cotización adicional del 0,6 % para las personas sin hijos mayores de 23 años. Esta tasa también se reparte entre el trabajador y el empresario.
  • Seguro de accidentes.

Seguro de pensiones

  • Las cotizaciones al sistema de seguro de pensiones se fijan en el 18,6% del salario, repartido a partes iguales entre trabajadores y empresarios.

Seguro de desempleo

  • La tasa del seguro de desempleo es del 2,6%, con cotizaciones a partes iguales de trabajadores y empresarios.
  • La tasa del seguro de desempleo es del 2,6%, con cotizaciones a partes iguales de trabajadores y empresarios.

Impacto del aumento de las cotizaciones en 2024

El umbral, que es el importe salarial máximo utilizado para calcular las primas del seguro de enfermedad, se ha incrementado a 59.850 euros anuales, lo que conlleva un aumento de las cotizaciones sociales para los empleados que ganan por encima de este umbral. Este ajuste supone un aumento de las primas tanto del seguro de enfermedad como del seguro de accidentes. Además, la tarifa de la prima del seguro de enfermedad complementario también se ha visto incrementada, lo que aumenta el coste total para aquellos cuyo salario supera el umbral.

Para el seguro público de pensiones y desempleo, los ajustes de los umbrales implican cotizaciones más elevadas para quienes ganan por encima de los nuevos límites, que son de 87.600 euros en Alemania Occidental y de 85.200 euros en Alemania Oriental para el seguro de pensiones. El seguro de desempleo comparte el mismo aumento de ajuste, y su tipo también sube al 2,6%.

Las cotizaciones sociales en Alemania para 2024 son, por tanto, un factor importante tanto para los trabajadores como para los empresarios, ya que afectan a los ingresos netos y a los costes laborales. Estas cotizaciones financian el sistema de seguridad social, que proporciona una serie de prestaciones que incluyen la asistencia sanitaria, las pensiones, los subsidios de desempleo y los cuidados de larga duración.
Impuestos sociales en España

La fiscalidad social en España 2024

En 2024, España ha introducido cambios en el sistema de la Seguridad Social, entre ellos un mecanismo de equidad intergeneracional que prevé una cotización del 0,6% de la base de cotización para supuestos generales en todas las situaciones de alta o asimilada al alta en el sistema de la Seguridad Social en las que exista obligación de cotizar para la cobertura de pensiones. En 2024, este mecanismo será de 0,70 puntos porcentuales, de los cuales 0,58 son imputables a la empresa y 0,12 al trabajador.

La cotización máxima aumentará un 8,6%, pasando de los 4.139,40 euros mensuales actuales a 4.495 euros al mes (53.940 euros al año). Esto se aplica a las cotizaciones que trabajadores y empresarios realizan mensualmente a la Seguridad Social para diversas prestaciones del sistema, como pensiones, incapacidad laboral transitoria, desempleo, etc.

En España, la Seguridad Social también concede prestaciones en caso de accidente de trabajo o enfermedad no laboral. En caso de incapacidad temporal para el trabajo por enfermedad o accidente no laboral, puede solicitar prestaciones si está afiliado a la Seguridad Social y ha cotizado durante 180 días en los cinco años anteriores. La cuantía del subsidio dependerá del grado de su incapacidad. Durante los 20 primeros días de baja, el subsidio asciende al 60 % de la base de cálculo, y a partir del vigésimo primer día, al 75 %.
Impuesto social en Grecia

Impuestos sociales en Grecia 2024

En Grecia en 2024, el importe de las cotizaciones a la Seguridad Social depende del fondo social al que esté afiliado el trabajador. En el caso del principal fondo de seguridad social (EFKA), las cotizaciones se retienen en un 13,87 % al trabajador y en un 22,29 % al empresario. El importe máximo de las cotizaciones a la seguridad social para la EFKA está fijado en 7.126,94 EUR al mes.

A partir del 1 de enero de 2024 se introdujeron cambios, entre ellos el aumento del límite superior de los salarios de los asalariados sujetos a cotizaciones sociales de 6.500 euros a 7.126,94 euros. Para empleados y empleadores, esto significa un suplemento mensual adicional de 227 euros (87 euros para el empleado y 139 euros para el empleador) para salarios brutos mensuales iguales o superiores a 7.126,94 euros.

La Ley 4997/2022 introdujo nuevas regulaciones en el ordenamiento jurídico griego en materia de seguridad social, pensiones y derecho laboral. Según esta ley, las deudas con la seguridad social pueden regularse y pagarse en plazos de 2 a 24 mensualidades iguales o hasta 48 mensualidades iguales, siempre que se trate de deudas auditadas. También se establecen incentivos para la conversión de contratos a tiempo parcial en contratos a tiempo completo, incluida una subvención estatal de las cotizaciones sociales durante un periodo de un año a partir de la fecha de conversión.

Estos cambios ponen de relieve la importancia de comprender la estructura actual de las cotizaciones sociales en Grecia para empleados y empresarios, y el impacto potencial de estos cambios en las finanzas personales y empresariales.
Impuestos sociales en Suecia

El impuesto social en Suecia 2024

En Suecia, en 2024, los empleadores pagan cotizaciones sociales del 31,42% del total de los salarios imponibles (sin tope) en metálico y en especie abonados a los empleadores suecos o a los empleadores extranjeros con un establecimiento permanente en Suecia. Los empleadores extranjeros que no tengan un establecimiento permanente en Suecia deben darse de alta en las cotizaciones sociales o pueden llegar a un acuerdo con el empleado para que éste pague y declare las cotizaciones por sí mismo mensualmente. Se aplican diferentes tipos en función de la solución elegida.

Por parte del trabajador, se impone una contribución al régimen de pensiones del 7% de los ingresos brutos hasta un máximo de 599.250 SEK (lo que corresponde a una contribución máxima de 41.948 SEK), que suele contabilizarse íntegramente como crédito fiscal en la declaración de la renta del trabajador (es decir, el coste real para el trabajador suele ser cero).

Así, el tipo total de las cotizaciones sociales en Suecia en 2024 es del 14% para los asalariados y del 31,42% para los empresarios, lo que da un total del 45,42%.

Estos datos ponen de relieve el enfoque integral de Suecia en materia de protección social, que incluye una amplia gama de prestaciones y servicios como la asistencia sanitaria, las ayudas al desempleo, los subsidios familiares y las pensiones.
Impuestos sociales en Hungría

Impuestos sociales en Hungría 2024

En la Hungría de 2024, las cotizaciones sociales constituyen una parte importante de las obligaciones fiscales y laborales de empresarios y trabajadores. La base de las cotizaciones sociales son los ingresos brutos del trabajador. El tipo de cotización para el empresario (el llamado “impuesto social”) es del 13% y el tipo de cotización social para los empleados es del 18,5%. Es posible aplicar un crédito fiscal por hijos, que reduce la cuota de cotización social en un 15% del importe no utilizado de la base imponible del impuesto por hijos sobre el total de la cuota de cotización social del 18,5%.

En 2024, el salario mínimo será de 266.800 HUF al mes y el salario mínimo garantizado para las personas empleadas en trabajos que requieran al menos formación profesional secundaria o profesional será de 326.000 HUF a partir del 1 de enero de 2024. Los empresarios establecidos en Hungría están obligados a pagar todas las cotizaciones sociales y a presentar electrónicamente las declaraciones mensuales de la seguridad social. Existen obligaciones similares para los empresarios extranjeros sin representación local, pero en caso de incumplimiento, las obligaciones se transfieren a los trabajadores.

Las prestaciones sociales se conceden para reducir el coste de contratación de determinadas categorías de trabajadores, como los desempleados, las madres con tres o más hijos pequeños, las personas con discapacidad, los investigadores, etc. El empresario puede aplicar las prestaciones sociales a la contratación de los trabajadores mencionados. Los periodos de disfrute de las prestaciones y sus cuantías exactas dependen del trabajador por cuenta ajena.

La cotización de los trabajadores por cuenta ajena a la Seguridad Social en Hungría en 2024 incluye un 7% en concepto de asistencia sanitaria, un 10% en concepto de seguro de pensiones y un 1,5% en concepto de cotización al mercado laboral, mientras que los empresarios pagan un 18,5% en concepto de cotización social y un 1,5% en concepto de cotización a la educación. Es importante señalar que en Hungría las cotizaciones sociales no se incluyen en el cálculo de la base imponible del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

Esta información pone de relieve la compleja estructura de las cotizaciones sociales y los impuestos en Hungría, que requiere una cuidadosa consideración tanto por parte de los empresarios como de los trabajadores locales y extranjeros.
Impuesto social en Islandia

Impuestos sociales en Islandia 2024

En la Islandia de 2024, la fiscalidad de las personas físicas incluye un tipo progresivo del impuesto estatal sobre la renta y un impuesto municipal. Los tipos impositivos sobre la renta de las personas físicas son los siguientes:

    • Los ingresos de hasta 409.986 ISK (coronas islandesas) al mes tributan al 31,45% (16,78% de impuestos estatales + 14,67% de impuestos municipales)
    • Los ingresos superiores a 409.986 ISK y hasta 1.151.012 ISK al mes tributan al 37,95% (23,28% impuesto estatal + 14,67% impuesto municipal)
    • Los ingresos superiores a 1.151.012 ISK al mes tributan al 46,25% (31,85% impuesto estatal + 14,67% impuesto municipal)

El impuesto municipal se retiene en origen y es del 14,67%, pero la cuota final puede oscilar entre el 12,44% y el 14,76% en función de la decisión de cada municipio.

En cuanto a los impuestos sociales, el tipo impositivo social para los empresarios en Islandia en 2024 es del 6,1%. Se trata de uno de los tipos más bajos de Europa, lo que hace que Islandia sea relativamente favorable para los empresarios en términos de costes laborales totales.

Así, el reparto de las obligaciones fiscales entre empleado y empleador en Islandia incluye la retención de los impuestos sobre la renta y municipales del salario del empleado, y el pago de las cotizaciones sociales por parte del empleador a un tipo del 6,1%. Esta combinación de impuestos progresivos sobre la renta y un tipo relativamente bajo de cotizaciones sociales para los empresarios refleja la política fiscal general de Islandia, que combina el apoyo social con un entorno empresarial atractivo.
Impuesto social en Suiza

El impuesto social en Suiza 2024

En Suiza, en 2024, el importe de las cotizaciones sociales y su reparto entre el trabajador y el empresario difieren en función del tipo de seguro. He aquí los aspectos clave:

  1. Seguro de vejez, muerte e invalidez (AHV/IV/EO): tanto trabajadores como empresarios cotizan el 5,3 % del salario sin límite establecido.
  2. Seguro de desempleo: tanto trabajadores como empresarios cotizan un 1,1 por ciento cada uno hasta unos ingresos de 148.200 CHF.
  3. Caja de Compensación Familiar: los empresarios aportan entre el 1% y el 3%, mientras que a los trabajadores no se les retiene ninguna aportación.
  4. Caja de Compensación Familiar
  5. Seguro de accidentes de trabajo: los empresarios cotizan entre el 0,17 % y el 3 %, en función del riesgo asociado a un trabajo concreto, hasta una renta de 148.200 francos.
  6. Seguro de accidentes fuera de la jornada laboral: cubierto por los empleados a un tipo del 1% al 4% hasta una renta de 148.200 francos.
  7. Pensión de jubilación (BVG) y seguro de enfermedad se determinan individualmente en función del plan y la cobertura, respectivamente.

Los empresarios están obligados a retener y remitir el total de las cotizaciones deduciendo la parte correspondiente al trabajador de su salario bruto. En el caso de los autónomos, las disposiciones son diferentes, ya que suelen cubrir tanto la parte del empresario como la del trabajador, aunque pueden aplicarse tipos de cotización diferentes.

El porcentaje global de las cotizaciones sociales en Suiza oscila entre el 8,17% y el 23,5%, y el tipo exacto depende de diversos factores, como el tipo de seguro y los ingresos del individuo. Es importante tener en cuenta que en Suiza las cotizaciones sociales obligatorias ascienden al 10,6% de los ingresos, donde la mitad (5,3%) corre a cargo del trabajador y la otra mitad a cargo del empresario.

Este sistema ofrece un amplio abanico de protección social, que incluye pensiones de vejez e invalidez, seguro de desempleo y cobertura sanitaria. Cabe señalar que el seguro de enfermedad es obligatorio en Suiza, pero se paga aparte de las cotizaciones sociales, con una prima media de más de 334 CHF al mes por persona en 2024.
Impuestos sociales en Irlanda

Impuestos sociales en Irlanda 2024

En Irlanda, en 2024, el sistema de fiscalidad social incluye las cotizaciones a la Seguridad Social (PRSI) y el Impuesto Social Universal (USC).

Cotizaciones a la Seguridad Social (PRSI)

El PRSI grava las rentas del trabajo, incluidas las prestaciones no monetarias imponibles. Los tipos del PRSI para empresarios y trabajadores en 2024 son diferentes:

  • Para la mayoría de los asalariados (clase A1): el tipo para el empresario es del 11,05 % y el tipo para el asalariado es del 4 %.
  • Para los propietarios y administradores no ejecutivos (clase S1) que no pertenezcan a la clase A, el tipo para el trabajador es del 4 %, mientras que el empresario no debe cotizar.

Los trabajadores por cuenta propia cuyos ingresos por todos los conceptos sean inferiores a 5 000 EUR anuales no están obligados a cotizar por el PRSI. El tipo de cotización de los autónomos también es del 4 %.

Impuesto social universal (USC)

El USC es un impuesto que se paga sobre la renta total antes de deducir las cotizaciones a la pensión. Los tipos del USC en 2024 son los siguientes:

  • Las rentas de hasta 12.012 euros anuales tributan a un tipo del 0,5%.
  • Las rentas de hasta 12.012 euros anuales tributan a un tipo del 0,5%.
  • Los ingresos comprendidos entre 12.012,01 y 22.920 euros tributan a un tipo del 2%.
  • Los ingresos comprendidos entre 12.012,01 y 22.920 euros tributan a un tipo del 2%.
  • Los ingresos comprendidos entre 22.920,01 euros y 70.044 euros tributan a un tipo del 4,5%.
  • Las rentas superiores a 70.044 euros tributan a un tipo del 8%.
  • Las rentas superiores a 70.044 euros tributan a un tipo del 8%.
  • Los autónomos con ingresos superiores a 100.000 euros están sujetos a un tipo adicional del 3%, lo que totaliza un tipo máximo del 11%.
  • Los autónomos con ingresos superiores a 100.000 euros están sujetos a un tipo adicional del 3%, lo que totaliza un tipo máximo del 11%.

Se aplican tarifas reducidas a los mayores de 70 años con unos ingresos anuales totales de hasta 60.000 euros o a los titulares de una tarjeta sanitaria con unos ingresos de hasta 60.000 euros.

Cabe señalar que las cotizaciones sociales de los empresarios en Irlanda oscilan por término medio entre el 8,8% y el 11,05%, lo que es relativamente inferior en comparación con otros países europeos.

Estas tasas reflejan el enfoque global de Irlanda en materia de seguridad social, que proporciona financiación para programas como las pensiones, las prestaciones por desempleo y el seguro de enfermedad.
Impuestos sociales en Turquía

La fiscalidad social en Turquía 2024

En Turquía en 2024, las cotizaciones sociales y las obligaciones de empresarios y trabajadores están reguladas por el sistema de seguridad social, que incluye las cotizaciones a la seguridad social y el seguro de desempleo. El importe total de las cotizaciones sociales se reparte entre el trabajador y el empresario.

Contribuciones sociales

  • Para empresarios: el tipo general es del 20,5 %, que puede reducirse al 15,5 % si se cumplen determinadas condiciones.
  • Para los trabajadores por cuenta ajena: la tasa es del 14% del salario.

Las cotizaciones sociales se calculan sobre la base de los salarios mínimos y máximos fijados entre 10.008 y 75.060 TRY al mes de enero a julio de 2024.

Seguro de desempleo

Las primas del seguro de desempleo se asignan del siguiente modo:

  • Empleado: 1 por ciento
  • Empleador: 2%
  • Estado: 1 por ciento

Estos tipos se aplican a unos ingresos máximos de 75 060 TRY al mes durante el periodo.

Cambios en 2024

A partir del 1 de julio de 2024, el gobierno turco aumentó el salario mínimo para el cálculo de la seguridad social a 13.414,50 TRY brutas y fijó el importe máximo de cotización en 100.608,90 TRY brutas.

Estos cambios forman parte de los parámetros salariales y de seguridad social generales y reflejan los esfuerzos en curso para adaptar el sistema de seguridad social a las condiciones económicas actuales del país. Afectan a las obligaciones de trabajadores y empresarios en materia de cotizaciones sociales y seguro de desempleo, proporcionando protección y apoyo en caso de pérdida del empleo.
Impuestos sociales en Italia

La fiscalidad social en Italia 2024

En la Italia de 2024, el importe de las cotizaciones sociales y su reparto entre trabajador y empresario dependen del tipo de empleo y de la especificidad de la ocupación. He aquí un breve resumen de los aspectos clave:

Para los empresarios:

  • Las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social oscilan entre el 29,40% y el 41,00% del salario bruto del trabajador. Estas cotizaciones incluyen las cotizaciones al régimen de pensiones, el seguro de invalidez y supervivencia, las bajas por enfermedad, los permisos de maternidad, paternidad y parentales, y el seguro de accidentes de trabajo (INAIL), que varía en función de la profesión.
  • Las cotizaciones a la seguridad social varían en función de la profesión.

Para empleados:

  • Los empleados están obligados a pagar unas cotizaciones del 10% de su salario. Esto incluye las cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Los trabajadores están obligados a cotizar el 10 % de su salario.

Para supervisores (conductores):

  • Los ejecutivos están obligados a cotizar al INPS (fondo nacional de pensiones obligatorio) a un tipo del 9,19% del ingreso hasta un límite de 52.190 euros y del 10,19% por encima de esta cantidad. También existen contribuciones adicionales a los fondos de asistencia sanitaria y de pensiones complementarias.

Para autónomos:

  • Los autónomos que no tienen NIF y no están cubiertos por un fondo de pensiones privado obligatorio deben darse de alta en el INPS en virtud de un régimen de seguridad social separado (Gestione Separata Inps). Los tipos de cotización varían y pueden oscilar entre el 24 % y el 35,03 %, en función de sus condiciones de trabajo.

Impuesto único para los autónomos:

  • Se ha introducido un régimen de tributación a tanto alzado (Régimen forfettario), que prevé la determinación de la base imponible a tanto alzado utilizando un tipo del 15% , la exclusión del IVA, IRAP e ISA, y la no retención en origen. Para poder acogerse a este régimen, deben cumplirse determinados criterios y límites.
  • Para poder acogerse a este régimen, deben cumplirse determinados criterios y límites.

Impuestos sobre el consumo:

  • El tipo normal del IVA en Italia es del 22% desde octubre de 2013. Existen tipos preferentes para las entregas de bienes y prestaciones de servicios específicamente enumeradas, como el 4 % para los alimentos, bebidas y productos agrícolas enumerados, y el 10 % para los suministros de electricidad con fines enumerados y los medicamentos enumerados.
  • El IVA se aplica a todos los bienes y servicios.

Estos datos ofrecen una visión general del sistema de seguridad social en Italia para las distintas categorías de trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia. El sistema incluye cotizaciones obligatorias y complementarias destinadas a proporcionar una amplia gama de garantías sociales, entre las que se incluyen las pensiones, el seguro de enfermedad y el seguro contra accidentes de trabajo.

Para los empresarios, las cotizaciones a la seguridad social representan una parte significativa de los costes laborales totales y pueden oscilar entre el 29,40% y el 41,00% del salario bruto de un empleado. A su vez, los empleados pagan el 10% de su salario a la Seguridad Social.

Existen tipos de cotización y requisitos específicos para los ejecutivos y los trabajadores autónomos, que incluyen no sólo las cotizaciones obligatorias al INPS, sino también las cotizaciones adicionales a diversos fondos que proporcionan pensiones y seguros de enfermedad complementarios.

Los autónomos que no tienen un número de IVA y no están cubiertos por un fondo de pensiones privado obligatorio están sujetos a un régimen de seguridad social independiente con diferentes tipos de cotización, en función de sus condiciones de trabajo. Los tipos pueden oscilar entre el 24 % y el 35,03 %, aplicados al límite legal para 2024 de 113 520 EUR.

El régimen fiscal a tanto alzado introducido (Régimen forfettario) permite a determinadas categorías de autónomos aplicar un sistema fiscal simplificado con un tipo fijo del 15%, IVA y exclusión del IRAP, lo que lo convierte en una opción atractiva para las pequeñas y medianas empresas.

Estas disposiciones reflejan la complejidad y el carácter multinivel del sistema de seguridad social italiano, que ofrece una amplia gama de garantías sociales a través de las cotizaciones obligatorias y voluntarias de empresarios, trabajadores por cuenta ajena y autónomos.
Impuestos sociales en el Reino Unido

Impuestos sociales en Reino Unido 2024

En el Reino Unido, las cotizaciones sociales se conocen comúnmente como cotizaciones a la Seguridad Social (NIC). Las pagan tanto los trabajadores como los empresarios y se utilizan para financiar diversos programas de ayudas y prestaciones sociales.

He aquí una visión general del sistema de NICs en el Reino Unido en el momento de mi última actualización de datos en enero de 2022:

Para los trabajadores por cuenta ajena (tarifas para 2022, podrían cambiar en 2024):

NIC de clase 1 para empleados:

  • Pagado sobre los salarios superiores a un determinado umbral (Umbral Primario)Tasa: 12% sobre los ingresos entre el Umbral Primario y el Límite Superior de Ingresos (LSI)
    • Tasa: 2% sobre los ingresos superiores a la UEL.

Para los empresarios (tarifas para 2022, podrían cambiar en 2024):

  • NIC de clase 1 para empresarios:
      • Pagable sobre los salarios que superen el Umbral Secundario.
      • Tasa: 13,8% sobre los ingresos superiores al Umbral Secundario.

Es importante tener en cuenta que los tipos y umbrales del NIC pueden haber cambiado en 2024, por lo que se recomienda visitar el sitio web oficial de HM Revenue and Customs (HMRC) del Reino Unido o consultar a un profesional fiscal para obtener información actualizada.

Los NIC se utilizan para financiar diversos programas de ayuda social, como la pensión estatal, el Servicio Nacional de Salud (NHS) y otros programas sociales.

Además, los abogados de Regulated United Europe brindan servicios legales para obtener una licencia de criptomonedas en Europa.

PREGUNTAS FRECUENTES

Los tipos de los impuestos sociales pueden variar significativamente en Europa y dependen de muchos factores, como la situación política, el estado económico del país y la política social. El tipo impositivo social puede incluir las cotizaciones a pensiones, seguro de enfermedad, seguro de desempleo y otras prestaciones sociales. El tipo impositivo social más bajo de Europa se registró en Lituania, con un 1,77%. Este porcentaje es significativamente inferior al de muchos otros países europeos, donde los tipos pueden ser mucho más elevados. Por ejemplo, en Francia el tipo de la fiscalidad social para los empresarios oscilaba entre el 29,50% y el 31,30% y en Eslovaquia era del 35,20%. Es importante señalar que los tipos de la fiscalidad social pueden incluir diversos componentes, como las cotizaciones a la pensión, el seguro de desempleo y el seguro de enfermedad, y pueden variar en función de las condiciones específicas de cada país.

Estos datos muestran diferencias significativas en los tipos impositivos sociales en toda Europa, que pueden influir en las decisiones de empleo e inversión de las empresas. Para una planificación más precisa y una toma de decisiones informada, se recomienda comprobar los tipos y condiciones actuales directamente con las autoridades fiscales de los países de interés.

Según los datos facilitados para 2023, el tipo impositivo social más alto de Europa corresponde a Eslovaquia, con un 35,20 %. Esto indica una carga significativa para los empleadores en términos de cotizaciones sociales, lo que puede afectar al coste global de la mano de obra en un país. Los tipos de los impuestos sociales son un factor clave que las empresas tienen en cuenta a la hora de decidir si expandirse o abrir un negocio en un nuevo país, ya que afectan directamente a los costes laborales.

En los países de la Unión Europea, las cotizaciones sociales consisten en pagos obligatorios a las autoridades públicas que dan derecho a futuras prestaciones sociales. Estas cotizaciones pueden aplicarse tanto a los trabajadores como a los empresarios. Las cotizaciones sociales suelen estar destinadas a financiar las prestaciones sociales y suelen pagarse a las instituciones de la administración pública que proporcionan dichas prestaciones. Dichas prestaciones incluyen:

  • Prestaciones de desempleo y pagos adicionales
  • Prestaciones por accidente, lesión y enfermedad
  • Pensiones de vejez, invalidez y muerte
  • Subsidios familiares
  • Reembolso de gastos médicos y hospitalarios o prestación de servicios hospitalarios o médicos

Los sistemas de seguridad social de los países de la UE pueden variar considerablemente en la organización de las prestaciones, la asistencia sanitaria y otros servicios sociales. Cada país de la UE tiene su propia legislación que determina el derecho a las prestaciones, su cuantía y el calendario de pago, así como las condiciones para acceder a las prestaciones de desempleo, las normas para su cálculo y la duración de los pagos.

Lituania destaca entre los países europeos con el tipo impositivo social más bajo para los trabajadores por cuenta ajena. En un mundo donde la presión fiscal puede variar considerablemente de un país a otro, Lituania representa un caso único en materia de seguridad social. Este país, situado en la encrucijada de Europa Oriental y Septentrional, encabeza la lista con el tipo impositivo social para empleados más bajo del continente. Este factor no sólo aumenta el atractivo de Lituania a ojos de los inversores internacionales, sino que también mejora las condiciones de sus ciudadanos al proporcionarles un nivel de ingresos asequibles superior al de otros países europeos.

Se sabe que las cotizaciones sociales constituyen una parte importante de la carga fiscal que soportan los trabajadores y los empresarios, al tiempo que financian los aspectos más importantes de la seguridad social, como las pensiones, el seguro de enfermedad y las prestaciones por desempleo. En Lituania, estas cotizaciones se fijan a un nivel que garantiza un equilibrio entre las obligaciones de los ciudadanos para con el Estado y las garantías sociales ofrecidas.

El clima económico de Lituania, caracterizado por la estabilidad y la previsibilidad, crea condiciones favorables para el desarrollo empresarial. Las bajas cotizaciones sociales contribuyen a la creación de una mano de obra competitiva y ayudan a atraer inversiones extranjeras al país. Esto, a su vez, contribuye al crecimiento económico, al aumento del empleo y a la mejora del nivel de vida general de la población.

Así, Lituania demuestra que una política fiscal moderada, sobre todo en lo que respecta a las cotizaciones sociales de los asalariados, puede desempeñar un papel clave en la creación de un entorno económico favorable. Esto no sólo mejora las condiciones de la población actual, sino que sitúa a Lituania entre los países atractivos para las empresas internacionales y los talentos de todo el mundo.

En el contexto de la fiscalidad social, que es un componente clave de los sistemas de seguridad social en Europa, los tipos pueden variar significativamente de un país a otro. Las cotizaciones sociales financian aspectos cruciales de la protección social, como las pensiones, la asistencia sanitaria, las prestaciones por desempleo y otras formas de apoyo social. En Eslovaquia, según datos de 2023, el tipo general de las cotizaciones sociales alcanzó el 35,20%, uno de los más altos de Europa.

En Eslovaquia, este tipo de cotización social incluye tanto la parte pagada por el empresario como la parte pagada por los propios trabajadores. El reparto de la cotización social total entre el empresario y el trabajador es una práctica habitual en muchos países, con porcentajes específicos que varían.

  • La cuota empresarial suele utilizarse para financiar diversos componentes del sistema de Seguridad Social, como el seguro de accidentes de trabajo, las cotizaciones al régimen de pensiones y el seguro de desempleo. Estas cotizaciones son pagos obligatorios que el empresario debe realizar a los fondos sociales públicos o privados correspondientes en beneficio de sus empleados.
  • La participación de los trabajadores incluye las cotizaciones retenidas de los sueldos y salarios de los empleados para cubrir parte de los programas de seguros, como el seguro de pensiones y el seguro de enfermedad. Estas retenciones reducen el salario "neto" percibido por el empleado, pero al mismo tiempo aseguran su participación en el sistema de seguridad social y garantizan la percepción de las prestaciones correspondientes en el futuro.

Así pues, el porcentaje total de cotizaciones sociales del 35,20% en Eslovaquia refleja la carga combinada que soportan el empresario y el trabajador y es uno de los indicadores de los pagos obligatorios del sistema nacional de seguridad social. El alto nivel de estas cotizaciones puede indicar una amplia gama de garantías sociales proporcionadas por el Estado, pero también una importante carga financiera tanto para los empresarios como para los trabajadores.

Según los datos correspondientes a 2024, el tipo de cotización social para los empresarios más bajo de Europa se registró en Lituania, donde el tipo fue de sólo el 1,77%. Se trata de un porcentaje significativamente inferior al de otros países europeos, donde los tipos de las cotizaciones sociales para los empresarios pueden ser mucho más elevados.

Este bajo tipo de cotización social para los empresarios en Lituania puede ayudar a atraer inversión extranjera y apoyar a las PYME al reducir la carga global de los costes laborales. También puede estimular la creación de nuevos puestos de trabajo y contribuir al aumento del empleo en el país.

El tipo impositivo social más alto para los empresarios en Europa para 2024 se registró en Francia, donde los tipos pueden alcanzar entre el 29,50% y el 31,30%. Estos tipos se refieren a la carga total de las cotizaciones sociales que los empresarios tienen que pagar para diversos programas sociales, como el seguro de pensiones, la asistencia sanitaria, el seguro de desempleo y otros tipos de ayudas sociales.

El alto nivel de las cotizaciones sociales en Francia refleja el amplio sistema de protección social del país, que ofrece una amplia gama de prestaciones y servicios a los trabajadores y sus familias. Este sistema tiene por objeto garantizar la seguridad social de los ciudadanos, incluida la protección en caso de pérdida del empleo, enfermedad, invalidez y jubilación.

Un tipo impositivo progresivo implica que el tipo impositivo aumenta con la renta del contribuyente. En el contexto de los impuestos sociales, un tipo progresivo puede significar que las cotizaciones aumentan en función del nivel del salario del trabajador o de los ingresos de la empresa. Sin embargo, cabe señalar que en la mayoría de los países de la Unión Europea, el sistema de cotizaciones sociales no suele ser progresivo en el sentido en que se aplica la fiscalidad progresiva a la renta personal. Más bien, las cotizaciones sociales suelen establecerse como un porcentaje fijo del salario hasta un determinado umbral de ingresos.

Sin embargo, algunos elementos de progresividad pueden manifestarse a través de mecanismos diferentes:

  1. Límite superior de las cotizaciones: Algunos países de la UE tienen límites máximos para las cotizaciones sociales, lo que significa que los ingresos superiores a una determinada cantidad no están sujetos a cotizaciones adicionales. Esto puede percibirse como un elemento de progresividad, ya que las rentas más altas se gravan en menor proporción que las rentas inferiores al límite.
  2. Tipos diferentes para las distintas categorías de ingresos: Algunos países han introducido tipos impositivos sociales diferentes para distintas categorías de ingresos o distintos grupos de población, lo que también puede percibirse como una forma de progresividad.
  3. Cuotas o contribuciones especiales: Por ejemplo, las primas del seguro médico o las cotizaciones a la Seguridad Social pueden tener en algunos casos tipos diferentes en función de los ingresos.

Sin embargo, la información detallada sobre los tipos impositivos sociales progresivos en países concretos de la UE requiere un estudio pormenorizado de los sistemas fiscales nacionales, ya que las políticas en este ámbito pueden variar y variar de un país a otro.

En la mayoría de los países de la Unión Europea, el seguro de enfermedad está incluido en los impuestos sociales que pagan tanto empleados como empresarios. Los sistemas de seguridad social de los países de la UE suelen ofrecer una amplia gama de garantías sociales, como pensiones, seguro de desempleo, seguro de enfermedad y prestaciones por incapacidad.

El seguro de enfermedad desempeña un papel clave en el sistema de protección social al facilitar el acceso de la población a los servicios sanitarios. Las cotizaciones al seguro de enfermedad suelen abonarse a fondos sanitarios especializados que financian el suministro de servicios sanitarios y medicamentos.

Los regímenes de seguro de enfermedad pueden variar de un país a otro, pero el principio general es que las cotizaciones sociales contribuyen a financiar la asistencia sanitaria pública, cuyo objetivo es proporcionar a todos los ciudadanos el nivel necesario de atención médica. En algunos países también existe la posibilidad de un seguro médico privado complementario, que puede cubrir servicios y tratamientos que no están cubiertos por el programa estándar de asistencia sanitaria pública.

Los sistemas de fiscalidad social de la Unión Europea suelen incluir un seguro de desempleo. El seguro de desempleo es una parte importante de los sistemas de protección social de la UE, ya que proporciona ayuda financiera a las personas que han perdido su empleo por causas ajenas a su voluntad. Estas cotizaciones se canalizan a través de los fondos de desempleo, administrados a nivel nacional y destinados a ayudar temporalmente a los desempleados a encontrar un nuevo trabajo.

Las cotizaciones al seguro de desempleo suelen pagarlas tanto los trabajadores como los empresarios, y su cuantía depende de la legislación de cada país de la UE. Estos fondos se utilizan para pagar prestaciones de desempleo, programas de reciclaje y otras medidas de apoyo al empleo.

Las condiciones para percibir prestaciones de desempleo, incluidos el calendario y la cuantía de los pagos, varían de un país a otro y están fijadas por la legislación nacional. En general, deben cumplirse determinados criterios para percibir las prestaciones, como experiencia laboral previa y búsqueda activa de empleo durante el periodo de derecho a las prestaciones.

El seguro de desempleo desempeña así un papel clave en la protección social de los ciudadanos de la Unión Europea, contribuyendo a mitigar las consecuencias financieras de la pérdida del empleo y apoyando la estabilidad económica de la sociedad.

Equipo de atención al cliente de RUE

Milana

Milana

“Hola, si está buscando comenzar su proyecto o aún tiene algunas inquietudes, definitivamente puede comunicarse conmigo para obtener asistencia integral. Contáctame y comencemos tu aventura empresarial.”

Sheyla

“Hola, soy Sheyla, lista para ayudarte con tus negocios en Europa y más allá. Ya sea en mercados internacionales o explorando oportunidades en el extranjero, ofrezco orientación y apoyo. ¡No dude en ponerse en contacto conmigo!”

Sheyla
Diana

Diana

“Hola, mi nombre es Diana y me especializo en ayudar a los clientes en muchas preguntas. Contácteme y podré brindarle un apoyo eficiente en su solicitud.”

Polina

“Hola, mi nombre es Polina. Estaré encantada de brindarle la información necesaria para lanzar su proyecto en la jurisdicción elegida. ¡Contácteme para obtener más información!”

Polina

CONTACTAR CON NOSOTROS

Por el momento, los principales servicios de nuestra empresa son las soluciones legales y de cumplimiento para proyectos FinTech. Nuestras oficinas se encuentran en Vilna, Praga y Varsovia. El equipo jurídico puede ayudarle con el análisis legal, la estructuración de proyectos y la normativa legal.

Company in Lithuania UAB

Número de registro: 304377400
Año: 30.08.2016
Teléfono: +370 661 75988
Correo electrónico: [email protected]
Dirección: Lvovo g. 25 – 702, 7ª planta, Vilna, 09320, Lituania

Company in Poland Sp. z o.o

Número de registro: 38421992700000
Año: 28.08.2019
Teléfono: +48 50 633 5087
Correo electrónico: [email protected]
Dirección: Twarda 18, 15ª planta, Varsovia, 00-824, Polonia

Regulated United Europe OÜ

Número de registro: 14153440
Fecha: 16.11.2016
Teléfono: +372 56 966 260
Correo electrónico:  [email protected]
Dirección: Laeva 2, Tallinn, 10111, Estonia

Company in Czech Republic s.r.o.

Número de registro: 08620563
Año: 21.10.2019
Teléfono: +420 775 524 175
Correo electrónico:  [email protected]
Dirección: Na Perštýně 342/1, Staré Město, 110 00 Praga

POR FAVOR, DEJE SU SOLICITUD